Rezar el Rosario es un acto de fe, hay que hacerlo como se debe

Sistema HIS RIS PACS | Integración ideal

Cuando hablamos de sistema HIS RIS PACS nos referimos a la integración idónea para que los hospitales gestionen sus estudios de radiología de forma...

Cómo averiguar los resultados de las loterías más populares

Jugar a las loterías que existen en el mercado actual es una manera de buscar nuestra propia suerte. El azar es imposible de controlar,...

El arte imposible del abismo

Cuando se viaja en las alturas o se asciende a un punto de observación muy elevado y se mira de golpe hacia abajo, penetramos...

México, la cara de la pobreza extrema

La Pobreza Extrema se da cuando habitantes de un país son excluidos socialmente y las precariedades  sanitarias, económicas y de alimentación, se suman a...

Cuando las ninfas sonríen

Calasso habló de ellas en un ensayo luminoso: La locura que viene de las ninfas y las asoció al conocimiento al que se accede...

Rezar el Rosario no es solo orar contando sus cuentas y siguiendo un riguroso orden por cada rezo que se haga, va más allá de eso. Rezarlo es un acto de fe, de amor, de entrega a Dios, y hasta no tener plena conciencia de ello, no se puede decir que realmente se reza.

Cuando se habla de rezar el Rosario, muchos creen que saben hacerlo porque conocen el orden de las oraciones que se deben dar y porque llevan muy bien las cuentas correspondientes. En realidad, va mucho más allá de eso, porque implica un acto de fe y entrega a Dios, que se debe interiorizar para realmente hacerlo bien.

Rezar el Santo Rosario completo es un acto de reflexión, de conexión con Dios, que ayuda a detallar la vida de Jesús mediante los ojos de su madre María la Virgen.

Al rezarlo se le está pidiendo a María que nos ayude a estar en conexión espiritual con Jesús. Es una extraordinaria herramienta que está al alcance de todos, sin importar la preparación que se tenga o el nivel social alcanzado.

El Santo Rosario tiene la facultad de cambiar corazones fríos producto de la desesperanza, en unos cálidos llenos de amor por Jesús y por el prójimo. Es una poderosa arma que todo buen cristiano utiliza para regocijarse en Dios y que siempre funciona perfectamente cuando más se necesita.

¿Qué es el Rosario?

Primeramente, es necesario conocer qué es el Rosario, para comprender las maravillosas funciones que cumple en la fe cristiana. Sus orígenes se remontan al año 800 d.C., y desde entonces ha ido evolucionando hasta convertirse en la hermosa manera que hoy tenemos de reflexionar sobre la vida de Jesús y María.

El Santo Rosario fue entregado a Santo Domingo de Guzmán por la Virgen María en una aparición registrada en 1214. El propósito de hacérselo llegar fue para combatir a los herejes de la época, además de encomendar su enseñanza y propagación.

¿Cómo se reza?

El Rosario es un rezo cristiano con el que se conmemoran los 20 misterios de la vida y obra de Jesucristo y de la Virgen María. Se pronuncian tras anunciar cada uno de ellos con un Padrenuestro, diez avemarías y un Gloria al Padre.

Las oraciones se pueden ofrecer solas o acompañadas, sin importar el lugar donde se esté y por el motivo que lleve a pedirle interceder a la Santa María.

Hay muchas formas de rezar el Rosario, pero la más básica y utilizada, es la que a continuación se menciona:

  • Persignarse: todo empieza con la señal de la Santa Cruz en la frente, cabeza y pecho para luego decir la siguiente oración: “Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.
  • Credo de los Apóstoles: con la cruz en la mano se reza el Credo.
  • Acto de Contrición: es opcional y se puede acompañar con el tradicional rezo correspondiente.
  • Las cuentas del Rosario: hay una secuencia específica para rezarlo. Primero se empieza con 1 Padrenuestro, 3 Ave María y 1 Gloria. Después, 10 Ave María, 1 Gloria, anuncio del Misterio y 1 jaculatoria opcional por cada misterio.

Las letanías

Cuando se reza el Rosario, dependiendo de las tradiciones de cada país, se pueden vincular otras plegarias, como pueden ser las letanias del Santo Rosario, que son oraciones aparte que se rezan junto a ellas.

Las letanías son oraciones de súplica que se elevan a la Virgen María, y aunque son varias, las aprobadas y recomendadas por la Iglesia son unas cuantas. Por ejemplo, cuando al final de cada rezo se expresa la oración “Ruega por nosotros”, se está ante una letanía, la más usada por cierto.

Sin embargo, no se trata de decirlas por gusto, hay que sentirlas para que realmente surtan el efecto deseado. Son alabanzas que tienen por propósito la intercesión de la Santa Virgen María ante Dios y que deben decirse con todo el corazón para que lleguen lo más alto posible.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hot Topics

Sistema HIS RIS PACS | Integración ideal

Cuando hablamos de sistema HIS RIS PACS nos referimos a la integración idónea para que los hospitales gestionen sus estudios de radiología de forma...

Cómo averiguar los resultados de las loterías más populares

Jugar a las loterías que existen en el mercado actual es una manera de buscar nuestra propia suerte. El azar es imposible de controlar,...

El arte imposible del abismo

Cuando se viaja en las alturas o se asciende a un punto de observación muy elevado y se mira de golpe hacia abajo, penetramos...

Related Articles

Sistema HIS RIS PACS | Integración ideal

Cuando hablamos de sistema HIS RIS PACS nos referimos a la integración idónea para que los hospitales gestionen sus estudios de radiología de forma...

Cómo averiguar los resultados de las loterías más populares

Jugar a las loterías que existen en el mercado actual es una manera de buscar nuestra propia suerte. El azar es imposible de controlar,...

El arte imposible del abismo

Cuando se viaja en las alturas o se asciende a un punto de observación muy elevado y se mira de golpe hacia abajo, penetramos...