» Savia/Historia de Mujer «

YosStoP la vlogger rebelde

En su andar por YouTube cuenta con más de 1.5 millones de suscriptores y casi 133 millones de views. La llaman YosStop y es popular entre una generación de jóvenes creadores que como ella, van encontrando la clave del éxito en dar rienda suelta a su creatividad frente a una cámara de video
YosS. Recuerda que cuando empezó este experimento, en 2011, sólo puso frente a ella una cámara y comenzó a hablar sobre sí misma. (FOTO: CARLOS ARANDA )
Por ELIZABETH PALACIOS/Fotos CARLOS ARANDA
| domingo, 24 de mayo de 2015 | 00:10

No es la chica mexicana más popular de la red, pero sí capaz de reunir a más de un millón de fans si los convoca, como sucedió en  noviembre de 2014. No se para frente a una cámara sólo a hablar de maquillaje o moda mientras sus padres cuentan los billetes.  Le gusta crear. Aprendió a reírse de ella misma, y a la vez, encontró trabajo de tiempo completo.

Su nombre es Yoseline Hoffmann aunque para los cuates es sólo: YosS. Y ¿cómo no acostumbrarse a que el diminutivo de tu nombre se vuelva tu único mote, si tienes millones de amigos que te llaman así con familiaridad porque los  haces reír a carcajadas y esperan con ansia escucharte, verte de nuevo?

Hace cuatro años esta joven rubia, delgada y menuda que en la primaria lloraba porque la maestra no la quería, no imaginaba que sería una de las mexicanas más populares de internet y que millones de personas la conocerían gracias a YouTube. Apenas había terminado entonces algunos proyectos como actriz y conductora en televisión abierta, recién había descubierto el mundo de los video blogs, que en lenguaje económico simplemente se conocen en el argot de la generación de los millennials como vlogs.

Cuando Yoseline era aún conductora de un programa para adolescentes en el canal de paga  TVC y en TV Azteca, supo del éxito de algunos proyectos de videoblogs como el de Gabriel Montiel, mejor conocido en el mundo de los youtubers como Werevertumorro, que tiene la asombrosa cantidad de 9.7 millones de suscriptores en su canal de comedia —que inició en 2007 y que lo ha convertido en el vlogger más popular de México con sus sketches de comedia, cortometrajes y series.

Inspirada por  ejemplos como ese, al culminar sus proyectos televisivos Yoseline quiso probar suerte y decidió convertirse en vlogger.

El talento de los vloggers más consolidados entre el gusto de los internautas está directamente relacionado con su creatividad, su capacidad de improvisación y el carisma que puedan proyectar ante una cámara. Así nació el primer canal de videos de Yoseline: YosStoP.

Con más de 1.5 millones de suscriptores y casi 133 millones de views, YosStoP forma parte de los proyectos de una generación joven de creadores que buscan aprovechar un espacio para expresarse sin ataduras de tiempo, formatos o guiones previos,  que aprovechan la web y las redes sociales para crear contenido original.

Mientras conversamos en las oficinas de Google México, YosS recuerda que cuando empezó este experimento, en 2011, sólo puso frente a ella una cámara y comenzó a hablar sobre sí misma, sus gustos y su forma de ver la vida. No pensaba en cuántas personas podrían ver lo que grababa, ni lo que opinarían de ello.

Poco a poco fueron surgiendo sus primeros personajes. Uno de los más exitosos  nació cuando apenas rebasaba los  20 años de edad. Fue el que la llevó a conquistar las audiencias de YouTube porque resultó ser la pesadilla de todos, pero al mismo tiempo la adoración de las masas: la novia bipolar, una parodia de una chica cuya inestabilidad emocional impone retos constantes y muy divertidos al novio que siempre quiere complacerla.

A este personaje le siguieron otros. El carisma de YosS siempre le daba esencia a cada sketch. Con el paso del tiempo dejó de ser suficiente con sólo poner una cámara y hablar de frente. Así que comenzó a convocar a sus amigos. Comenzó a escribir guiones y a crear más personajes, las producciones eran cada vez más complejas e incluían incluso vídeos musicales de algo que la divierte mucho: parodias de canciones populares.

Actualmente, la oferta de entretenimiento que los stoppers —como se autonombran sus fanáticos— pueden encontrar en YosStop incluye parodias, sketches, noticieros y cuanta representación de comedia pueda salir de la mente creativa de Yoseline.

Como buena emprendedora, esta joven que ahora tiene 24 años de edad, sabe que la clave del éxito de su propuesta es la diversidad y la constante renovación por lo que abrió recientemente otro canal llamado JustYosS, donde  ya tiene casi 900 mil suscriptores. Ahí  expone sus puntos de vista, en forma crítica, satírica y mucho más ácida, sobre temas diversos que sus mismos fans le sugieren.

También ha incursionado en producciones dramáticas sin perder el toque de realismo que la caracteriza, por lo que hizo Desubicados, una serie sobre su propia vida, donde no todo ha sido un chiste. La primera temporada fue un éxito con más de 5 millones de reproducciones.  Ya escribe el guión de una segunda. Otro proyecto en puerta es Siguiente Parada, serie de videos que invitan a los usuarios a conocer la ciudad y sus alrededores, con la forma peculiar y divertida que esta chica tiene de recorrerlos y recomendarlos.

ERA DE WEBSTARS

Al escuchar a esta estrella de internet, o WebStar es inevitable preguntarse ¿qué están haciendo los youtubers que los lleva al éxito rotundo?

Porque a YosS la detienen en la calle las personas para pedirle autógrafos y fotografías, y no es de extrañar si la siguen más de 250 mil personas en Twitter, tiene más de 380 mil fans en la página oficial de YosStop en Facebook y más de 30 mil en la página personal de la actriz, guionista, productora y cuantos otros roles nos vengan a la cabeza cuando pensamos en una chica 100 por ciento creativa.

Para los expertos de Google, el éxito de los youtubers depende de dos factores: la constancia y la creatividad que, si encuentran la fórmula perfecta, pueden ser también el camino al éxito financiero de estos jóvenes que toman por asalto la red.

Y es que  si una persona consigue altos niveles de popularidad en internet, de inmediato se convierte en  un objetivo para aquellas marcas que desean patrocinar estrellas y atraer a sus audiencias. YouTube ha dejado de ser el lugar para ver solamente los vídeos musicales de la gran industria del espectáculo. Se ha convertido en la mayor comunidad de videos online del mundo, con mil millones de usuarios que tienen la oportunidad de interactuar de manera directa con los creadores de contenido, lo cual genera lo que le falta a los medios tradicionales: una conexión y sentido de comunidad entre emisores y receptores de mensajes algo que los teóricos de  la comunicación describían como el fin último de los medios.

Soy actriz, conductora, locutora, productora, creativa, blabla. Estoy loca, digo lo que pienso y me vale madres”
Autodescripción en Twitter: @YosStoP

 YosS está segura de que ninguno de sus proyectos creativos se contrapone, por el contrario, sólo muestran sus distintas facetas como mujer.

YosStop es un espacio para la comedia, mientras que JustYosS es el canal para expresar lo que piensa pero de una forma mucho más cruda, sarcástica y real, es como un espacio donde las posturas se hacen radicales y la gente sólo puede amarla u odiarla, sin medias tintas. Ella se ríe y dice que está acostumbrada a los haters, que en el argot de  redes sociales no son más que lo contrario a los fans. De algunos toma críticas constructivas, las que le ayudan a mejorar sus contenidos, pero entiende que hay otros que sólo odian e insultan por que sí, y toma las cosas de quien vienen.

Le gusta el contacto con el público y procura responder, en la medida de lo posible, a los comentarios de sus fans e interactuar con ellos, pero no le interesa ser simpática ni caerle bien a todo el mundo. Quizá en eso esté la clave de su popularidad.

Su equipo de colaboradores es pequeño e intermitente, pero eso contribuye a favor de  su capacidad creativa. “En YouTube  los fans sienten una conexión que en otro medio no tienes. En TV no eres tú, tienes que decir lo que te dicen, con guión y lo mismo siempre. Aquí  eres libre,   te conectas con tus seguidores, se identifican”.

 Aunque  aún no consigue ganar los 41 mil 400 dólares —que de acuerdo con Outrigger Media se echa al bolsillo mensualmente Yuya, otra  youtuber exitosa, la mejor pagada hasta ahora—, YosS sabe que lo que comenzó como un juego de libre expresión se ha convertido en un negocio que puede ser bastante  fructífero.

 ¿Planes a futuro? A Yosseline  no le gusta mirar mucho hacia adelante, prefiere ir planteando objetivos a corto y mediano plazo,  por el momento es lo que la hace feliz, ser YosS y sus personajes… Y lo que encuentre   en la próxima parada.

De tiempo completo

Para Yoseline Hoffman, ser una estrella de YouTube es un trabajo de tiempo completo. Produce dos vídeos a la semanapara cada uno de sus canales, aunque no tiene una rutina clara, casi no duerme, y puede tener simplemente “días de flojera”