» Pandora «

Pandora: "El tiempo nos dio la razón"

Próximas a ofrecer un concierto en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, Isabel, Fernanda y Mayte, integrantes de uno de los tríos femeniles más exitosos en nuestro país, nos cuentan los altibajos que han vivido a lo largo de su carrera
EN VIVO. Se presentarán el próximo 27 de febrero en el Auditorio Nacional. (FOTO: Cortesía Sony Music )
Por Abigail Saucedo Castro. Fotos cortesía Sony Music y archivo
| domingo, 26 de enero de 2014 | 00:10

Entro a una pequeña sala en donde las cantantes Isabel, Fernanda y Mayte están absortas deslizando sus dedos en la pantalla de una tablet. Miran fotos, una tras otra. Décadas antes, la mayor tecnología a la que podían acceder era el télex, la novedad. Y fue gracias a éste que todo inició para ellas. Resulta que cuando el trío se encontraba en España, Luis Moyano —su primer manager y director artístico de la compañía EMI Capitol— les envió por télex la palabra: "Pandora". ¿Pandora...? ¿Cómo Pandora? Las tres odiaron el nombre. Mejor deberíamos llamarnos: "Matiz"... No, no, mejor: "Trébol".

A su regreso a México, Moyano, paciente, les relató a las tres jóvenes la historia del afamado mito griego de Pandora, la primera mujer en la Tierra creada por el Dios Zeus, a quien le fue entregada una misteriosa caja que contenía, entre otras cosas, los males del mundo, de ahí que le pidiera que no la abriera jamás pues los liberaría, pero la curiosidad por saber qué más había le ganó y terminó por abrirla. Cuando Pandora intentó cerrar la caja, ya era demasiado tarde. Sin embargo, entre las cosas que no alcanzaron a escapar se encontraba la esperanza. Pandora se quedó con una caja llena de esperanza. Bueno, así las cosas, el nombrecito ya sonaba mucho mejor para las hermanas Isabel y Mayte Lascurain, así como para su "prima" Fernanda Meade.

EN EL CAMINO. La gira de conciertos que está por iniciar en el mes de febrero el grupo Pandora por diferentes ciudes del país lleva por nombre "En el camino", así como el título del disco con temas inéditos que actualmente promueven.

Novatas exitosas

Toso para advertirles mi presencia, el viejo cliché hollywoodense. Se disculpan y se sientan en el diminuto sillón como niñas descubiertas en una travesura. Pero la travesura inició en el colegio, cuando cada una formó su propio grupo musical con niñas de su misma edad, alrededor de los 8 o 9 años. Y cuando se juntaban, se ponían a cantar el tema de la telenovela Querer volar, de Rocío Banquells. "¡Qué bonito, pero qué bonito!", decían sus amigos y familiares al escuchar sus vocecillas infantiles.

Fue el cantante Emmanuel, a quien siempre consideraron como su padrino, quien les dio su primer consejo, tiempo antes de que ellas salieran a la luz pública: "A mí me da mucho miedo el tránsito de cuando no eres nadie a hacerte famoso, porque es un tiempo difícil, es un tiempo de peligro", Mayte recuerda estas palabras claramente. Pero con el miedo transmitido, las tres se aventuraron en el mercado musical con el primer, y más exitoso, sencillo de su carrera: ¿Cómo te va mi amor? En diez días ya era primer lugar en ventas. Así que jamás se enteraron de cómo se sentía el miedo del que tanto les habló Emmanuel.

Pero tal conquista en el público mexicano no pasaría sin antes hacer una transformación en ellas. ¿Y no sintieron que el éxito las rebasara? Dos responden que no. Pero Mayte confiesa que sí. "Yo creo que yo tres días sí. Y fui la más infeliz del mundo. No me hallaba". A Fernanda le estorbaba la fama, le estorba aún. Se empezó a sentir observada, asediada. Y cuando hubo momentos en que limitaron su libertad, siempre sacó las garras. Para Isabel fue diferente, sabía que por ser un trío sólo le correspondía el 33.333% de la gloria, pero cuando comenzaba a volar, recordaba los consejos del tío Pedro Vargas: "El día que sientan que ya están un poco, como que no hay quién las alcance, hagan su cama" o "Lava el coche, regresa". Y entonces volvían a la tierra.

Las niñas buenas

Las tres me miran fijamente, como respondiéndome lo obvio con sus miradas. Al fin, Fernanda habla: "Pues no es cierto, la rivalidad con Flans la hicieron lo medios". Aunque su fama aumentó de un momento para otro, ellas aún tenían un miedo guardado: no querían ser otro de tantos grupos que únicamente tuvieran un éxito y que luego su carrera se fuera a pique. Pero con la llegada paralela de Flans, otro trío musical femenino, el público mexicano empezó a hacer comparaciones.

Muchos medios hablaron acerca de la competencia que existía entre ambos grupos. Los bandos de fanáticas se dividieron, así se encontraron las fans de Pandora, imitando su estilo recatado, y las fans de Flans, quienes optaron por un rol más rebelde. "A Flans yo siempre lo he visto como un grupo moderno, sus bailes, sus peinados, la música que cantan era una música vanguardista, no era una balada normal. Y nosotras sí somos muy celosas de lo que somos, no nos gusta que nos cambien esto, ni queremos que nos disfracen", comenta Mayte. Asegura que sus seguidoras no tenían cómo imitarlas: "Flans eran un concepto, son buenas cantantes, pero se manejaban por concepto y tenían vestuario. La gente podía imitarlas, sabías perfecto quién era Ilse, Mimí e Ivonne. En nuestro caso no, como que éramos lo que éramos, queríamos únicamente cantar".

Contrario a lo que la gente percibía, las Flans eran muy amigas de Pandora, incluso les gustaba la música de ambas y se veían cotidianamente. "Éramos amigas, incluso yo estuve metida un tiempo con las Flans, con Mimí nos encontrábamos en las fiestas y cantábamos y no sé qué, evidentemente si estábamos al pendiente de qué iban a sacar ellas, porque además de todo nos gusta lo que hace Flans. Pero de eso a decir: 'Hicieron esto, hay que hacer lo otro', jamás, cada quien se ocupó de su propia carrera", relata Fernanda.

Aunque las tres siempre se mostraron firmes ante el vestuario que pretendían imponerles, en esos 28 años se tuvieron que adaptar muchas veces a la ropa que tenían que usar. Entonces veo a Mayte y su semblante sonriente se modifica por un gesto de fastidio inmediato, y sin más confiesa: "Si a mí me preguntaras qué es lo que más me choca de la carrera, te contestaría: las fotografías y el vestuario. A mí sí, en lo personal, me mella mucho, me cuesta muchísimo trabajo el vestuario. No soy una mujer de buen cuerpo, no soy una mujer alta, es difícil que se me vea bien, hay que esconder muchas cosas, y me cuesta mucho trabajo esa parte. No me gusta nada. En cambio, a Fernanda le gusta mucho la ropa".

Y Fernanda voltea a verla como sintiéndose descubierta, y con prisa responde: "A mí me gusta mucho el tema del vestuario. Pero hemos tenido aciertos y desaciertos. Cuando nos vistió aquella mujer, que parecíamos hombres, si lo veo y me alucino un poco. Digo: '¿A qué hora decidimos esto?' Estábamos buscando un concepto de vestuario, y no le atinamos".

Y el concepto que perduró por muchos años fue el de vestirse de negro. Pese a su edad, a ellas les gustó mucho es clásico tono de luto, porque les acomodaba a todas, no les era difícil combinarlo con otros colores, y además era elegante. Así que durante muchos años fueron las chicas de negro.

ESTRENO. En 2013 lanzaron su álbum inédito "En el camino", con el sencillo "Se solicita un amor".

Pausas irremediables

Desde muy pequeñas las tres intérpretes han estado muy unidas, de ahí que no sea extraño que, como en cualquier grupo de amigas, entre ellas también surgieran discusiones, malentendidos e inconformidades. Pero nunca ha habido nada que no hayan podido resolver, como fue el caso del vestuario. Pero si hay algo que enfurece al trío, es que las obliguen a interpretar temas que no les gustan. "Cuando nos decían: 'A ver, canten ahora rock, porque el rock está vendiendo', entonces decíamos: 'Lástima Margarito, venderemos poco, pero nosotras somos baladistas'. Eso pasaba muchísimo con Flans, nos decían: 'Es que ellas no sé qué, ellas no sé cuánto...'. No pues ellas, nosotras no", recuerda Mayte con el ceño fruncido.

Cuando les pregunto cuál es su canción favorita, obtengo la misma respuesta trilliza: ¿Cómo te va mi amor? Pandora no es tres mujeres, es una sola. ¿Y la que menos les gusta? Se hace un silencio. Entonces, Isabel habla:

Ilegal. El disco donde viene me gusta, pero esa canción nos fue impuesta, no la soporto. ¿Tú, hermana?
Ilegal también —dice Mayte.
—¿Y tú, Fernanda? —pregunta Isabel a su colega.
—Me da hasta pena escuchar Ilegal —responde Fernanda.

Dicen que al final les gustó como quedó, pero la imposición arruinó la clásica Fever Night. Mayte explica lo que sintieron: "Las compañías de discos se entercan con una cosa, y no los mueves de ahí, sabiendo de antemano que están en un error. Pero si no les das la razón, pues no te trabajan, entonces lo haces, es un negocio".

El 14 de mayo de 1989, Fernanda se despidió de Pandora para iniciar su carrera como solista. ¿Cómo fue la salida de Fernanda? "Gacho, cada quien en su historia, pero gacho para mí y gacho para ellas", responde de inmediato Fernanda. Mayte asegura que quizá lo único que cambiarían en su carrera es la salida de Fernanda. Isabel la corrige y dice: "Tampoco la cambiaríamos, porque también sirvió".

Fue entonces que el trío se convirtió en dueto, y aunque las hermanas Lascurain pusieron todo de sí, siempre hubo un hueco. Así que se realizó la campaña: "Se busca una Pandora". En el casting aparecieron decenas de mujeres con el pelo rizado, delegadas, altas, en fin, dobles de Fernanda. "Lo que nosotros buscábamos era que no tuviera nada que ver. Ni física, ni que cantara igual", comenta Mayte. Así fue como encontraron a Liliana Abaroa, la cuarta Pandora, con la que tuvieron un gran éxito a nivel mundial. A ambas intérpretes les agradó su transparencia, rudeza y garra al cantar.

Muchos dicen que cada siete años el planeta cambia los ciclos de las personas. Y cierto o no, tras siete años de cantar junto a Mayte e Isabel, Liliana se retiró del grupo, se casó y se fue a vivir a Estados Unidos.

Isabel cuenta cómo fue el regreso de Fernanda: "Independientemente de que nos seguimos viendo porque somos familia, musicalmente, haz de cuenta que quitaron la pausa, y entonces todo volvió a la normalidad, no hubo una dificultad de nada, fue maravilloso, y fue una gran bendición", y mientras dice estas palabras aprieta un botón imaginario de play.

Pero el play tenía caducidad. Durante algún tiempo ya habían hablado acerca de retirarse en una buena época de su carrera. Cuando iban a cumplir 20 años de Pandora ya no eran las mismas adolescentes sin responsabilidades, tenían otros asuntos que demandaban su atención, así que dijeron ¿por qué no? "Dijimos: 'Pues yo creo que ya', y fue cuando nos llevamos a la pobre de Mayte entre las patas, pero yo me acuerdo que no sé si era para darnos el avión, pero no se oponía a la decisión que tomamos. Y ya, tomamos la decisión. No fue tan fuerte", asegura Fernanda, pero de inmediato Mayte agrega: "Para ellas...".

El día de su último concierto "el público lloraba, los músicos lloraban, llorábamos todos", recuerda Isabel. Y así fue como Pandora le dijo adiós a los escenarios, sin saber que el destino les tenía preparada otra sorpresa y las volvería a reunir.

¿Cómo te fue mi amor?

Estaban en casa de Fernanda tomando café, sabían que ya habían dicho adiós a Pandora, aunque la disquera llevaba un par de años pidiéndoles que regresaran. Ellas habían omitido la propuesta. Pero entre cafecito y cafecito, cayeron en cuenta que estaba por cumplirse el 25 aniversario de su debut. "Pero ese día dijimos: '¿Porque no hacemos algo en el Auditorio Nacional? Nos festejamos, nos damos el gusto de volver a subir a un escenario, volver a cantar, y ahí que quede todo'", dijo Isabel.

Y así, volvieron para quedarse un tiempo más. Tenían los nervios de punta, su regreso fue en Valladolid. Para Fernanda fue emocionante: "Dije: 'aquí estamos otra vez, la gente paga por vernos, qué padre'. Retomamos como aquella vez que le quitamos la pausa, y le volvimos a dar play". De esta nueva etapa salió el disco Pandora de Plata, un homenaje por su cuarto de siglo cumplido.

Ahora están vueltas locas con su disco inédito En el camino. La novedad y frescura las bañó con este nuevo álbum. Las canciones están compuestas por personas jóvenes, tienen un nuevo productor (Aureo Baqueiro), e incluso su vestuario se volvió mucho más colorido y juvenil.

¿Por qué Pandora sigue teniendo éxito después de tantos años? Otra vez se hace el silencio. Isabel vuelve a tomar la palabra: "Somos muy responsables y muy respetuosas de nuestra chamba. Y somos muy verdad. Al pasar de los años nos ha dado la razón el tiempo, hemos defendido siempre lo que somos, nuestra esencia real, y eso al final del día, la gente lo vibra".

—¿Qué cambiarían de su carrera? —cuestiono de manera directa a Mayte.
—Nada, nuestra carrera no ha sido solamente éxito, nuestra carrera ha tenido todo lo que tiene una carrera, bien, mal, lluvia, sol, tropiezos, huecos, piedras, pero también frutos. Ha habido de todo. Hemos tenido una carrera que se ha forjado con todos los buenos y malos momentos. Ahora, si quieres saber cómo nos ha ido en ese balance, la respuesta es bien simple: Increíble.

"SIEMPRE EN DOMINGO". Isabel, Fernanda y Mayte durante una presentación en el programa de Raúl Velasco.

ABIGAIL SAUCEDO CASTRO no sólo está en el primer lugar del séquito del café, también gusta de escuchar los relatos que personas reconocidas e incógnitas le cuentan, para luego crear sus historias en "Domingo".