» Guía de karaokes «

Karaokes coreanos: no la chifles que es cantada

Aunque pocos tendríamos futuro en el mundo de la cantada, nadie puede quitarnos el gusto de sacarnos la espinita mientras coreamos lo mejor de los éxitos ochenteros. Si el tema te interesa pero nunca te has animado por aquello del pánico escénico, los karaokes coreanos son la respuesta. Agarra tu micrófono y acompáñanos a recorrer estos sitios donde la privacidad es lo más importante
Karaoke Viene del japonés y quiere decir 'orquesta vacía' (FOTO: Especial )
Por Fernando Miranda. Fotos EL UNIVERSAL y especiales
| domingo, 12 de mayo de 2013 | 00:10

Que levante la mano quien no se haya sentido como una súper estrella luego de interpretar a todo pulmón el último éxito ranchero o su canción predilecta del cantante pop de moda. ¿Nadie? La verdad es que, en aquello de la cantada, pocos son los que se resisten a la tentación de afinar la garganta para lanzar sus mejores notas, y mucho menos si gracias a ello existe la posibilidad de tener nuestros cinco minutos de fama, trepados en el escenario de un bar, mientras deleitamos a los presentes con nuestra armoniosa voz. Hablamos, por supuesto, de los karaokes.

Esta curiosa forma de entretenimiento consiste en cantar con un micrófono mientras se acompaña una pista de audio pregrabada y se sigue la letra de la canción elegida en una pantalla. Todo mientras departimos con los amigos y nos damos el gusto de echar una que otra bailada. Y aunque podríamos pensar que los karaokes llevan toda una vida entre nosotros, la realidad es que esta práctica es relativamente nueva pues se hizo popular a penas en los años setenta.

Por esos años nuestra ciudad comenzaba a renovarse como el referente de la escena nocturna y la Zona Rosa se convirtió en el epicentro de ese movimiento albergando a sitios que no tardaron en adoptar al karoke entre sus atractivos. Los años han pasado, y aunque la Zona Rosa sigue en el gusto del público, los karaokes poco a poco se han ido transformando para dar cabida a un concepto mucho más oriental y completamente distinto: los karaokes coreanos. La próxima vez que quieras cantar, date la oportunidad de descubrir estos sitios poco conocidos porque aquí te los traemos toditos.

HABÍA UNA VEZ UN KARAOKE…

Si una forma de entretenimiento ha sido bien recibida esa es el karaoke. No importa si eres chico o grande pues pocos pueden escapar de la seductora idea de sacar sus dotes ocultos de cantante. Y aunque cuesta trabajo creerlo esta práctica no tiene ni medio siglo de vida. Su origen se remonta a los no tan lejanos años 70 y si bien  existen varias versiones sobre su nacimiento, la mayoría coincide en que su creador es un músico de nombre Daisuke Inoue, que tocaba en algunos cafés en la ciudad de Kobe, en Japón.

Resulta que luego de sus presentaciones no faltaba quien le pidiera al buen Disuke versiones instrumentales de sus canciones para poder cantarlas en su casa. Esto lo inspiró para inventar la máquina de karaoke, que originalmente era una grabadora que tocaba música sin letra de una moneda de cien yenes. Para otros, el karaoke es anterior a los años 70  y tiene su origen en los shows de la televisión americana, donde los espectadores cantaban siguiendo una bolita sobre el texto en sus televisores.

Sea cual sea su origen, fueron los japoneses quienes lo convirtieron en una forma de diversión y lo nombraron Karaoke. Esta singular palabra viene de los vocablos japoneses "karappo" y "oke" que quiere decir algo así como "orquesta vacía". Y si bien durante sus dos primeras décadas de vida esta popular atracción no salió de Japón, pronto se comenzó a expandir a países como Corea y más tarde llegaría a todo el mundo. El resto es historia.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Al igual que en los karaokes que conocemos, en los establecimientos coreanos la música y la cantada son los protagonistas. En estos lugares también se cuenta con sistemas de audio y video para la reproducción de pistas musicales, así como con una infinidad de lucecitas de colores que te harán pensar que te encuentras en el corazón de alguna ciudad asiática. Una vez que los presentes han elegido su canción predilecta mediante un control remoto con tantos botones que parece salido de las películas del Santo, inicia la diversión. La diferencia principal radica en que en estos karaokes no tendrás que estar esperando horas y horas a que pasen tu canción ni tendrás que compartirla con nadie más porque sólo estarás con tus amigos en una habitación privada.

Así que si te animas nunca más tendrás que estar aguantando a los mala copa de la mesa de junto, ni chutarte las canciones de amor de los dolidos de enfrente. Eso sí, el ambiente que armen ya es cosa de ustedes.

¿DÓNDE ESTÁN?

Este tipo de establecimientos se encuentran ubicados en lo que comúnmente se denomina como el barrio coreano, el cual ocupa una isla delimitada por las calles de Florencia, Niza y  Reforma, y que se extiende hasta Sevilla, principalmente. Y aunque este barrio no cuenta con fronteras fijas, es fácilmente saber cuando te encuentras en él por el gran número de negocios como minisúperes, restaurantes y peluquerías, los cuales se anuncian en hangul, el alfabeto coreano; así como por la afluencia de extranjeros que se observan en sus calles. Diseminado por el corazón de la Zona Rosa, este barrio es menos popular y atrayente que el de otras comunidades como la china, pues sus habitantes antes que asimilar aspectos de nuestra cultura buscan no perder sus raíces, a tal grado que algunos se niegan a hablar en español. Date una vuelta por este barrio y siente la experiencia de pasear por Corea sin salir de la ciudad. Para iniciar, aquí te dejamos cuatro karaokes que tienes que conocer.

ORI KARAOKE
El nuevo de la cuadra


Ubicado en la calle de Florencia, el Ori Karaoke es un exclusivo lugar pensado específicamente en cubrir con las necesidades de entretenimiento de la comunidad coreana, lo cual logra mediante una completa privacidad en los espacios. El establecimiento cuenta a penas con dos meses de vida y para poder llegar a él es necesario identificar un edificio de ladrillo rojo en el que se encuentra una pequeña puerta que conduce al tercer piso. Es tanta la exclusividad del sitio que no hay ningún anuncio que lo identifique, pues a decir de Oscar Moreno Caballero, encargado del lugar, se busca el éxito de boca en boca.

Entre los atractivos del Ori Karoke podemos enumerar que este sitio busca que los asistentes se sientan en total confianza y para ello cuenta con cuatro salas acondicionadas con todo lo necesario para pasar una velada inolvidable, desde pantallas y equipo de alta tecnología, hasta amplios y cómodos sillones. Sólo te avisamos que si quieres conocer este sitio lo mejor será ir engordando la alcancía pues sus precios son algo elevados, aunque bien vale la pena para conocer un auténtico karaoke coreano. Si te animas te recomendamos que repases tus lecciones del idioma porque la mayoría del catálogo está en coreano.

TIP: Para que tengas energía a la hora de la cantada te recomendamos que pidas las botanas del lugar que incluyen desde fruta picada hasta calamares en diferentes salsas

Dónde: Florencia casi esquina con Londres, Zona Rosa
¿Desde cuánto? 250 la hora

LONDON KARAOKE
¿Tradición coreana al estilo inglés?


Si existe un karaoke legítimamente coreano que debas conocer, ese es el London Karaoke. Suponemos que el nombre del lugar se debe a que se ubica en la calle Londres de la Zona Rosa, y lo suponemos porque este lugar de inglés no tiene nada. De inicio debes saber que aún cuando este sitio es todo un clásico de la vida nocturna chilanga, encontrarlo es tarea difícil ya que no hay señalamientos ni nada que indique la existencia del lugar, y para entrar se debe acceder por una puerta que está entre un restaurante chino y un cantabar. Una vez dentro del inmueble lo único que debes hacer es subir hasta el tercer piso pasando por una estética coreana en el segundo.

Una vez allí, sólo tendrás que abrir bien los ojos para percatarte que entras en una atmósfera un poco retro y con todo el estilo de los lugares asiáticos de las películas sesenteras. Una de las peculiaridades de este sitio es que es atendido por una familia coreana que habla poco español pero que hará todo lo posible para que te sientas en confianza. El lugar cuenta con cuartos espaciosos con capacidad para entre ocho y 12 personas. Por suerte en London Karaoke el repertorio de canciones cuenta con los títulos más recientes en inglés, coreano y español. A ti te toca elegir.

TIP: De fiesta larga. Cuenta con una sala VIP con capacidad para 40 personas. Si la fiesta amenaza ser nutrida, lo mejor será que lo consideres. Si ya reservaste, procura ser muy puntual o perderás tu turno. Anímate.

Dónde: Londres 167. Tercer piso, Zona Rosa.
¿Desde cuánto? 250 la hora.

KARAOKE COCO
Para cantar a la medida


Otra buena opción para vivir la experiencia de los karaokes coreanos en toda regla es el Karaoke Coco. Como todos los sitios de este estilo el Coco se encuentra justo sobre negocios coreanos como estéticas y restaurantes. El lugar cuenta con cinco salas acondicionadas para que pases toda la noche afinando la garganta junto con tus mejores amigos y en conjunto con el restaurante forman la Full House, por lo que luego de una buena cena al mejor estilo oriental puedes pasarte al karaoke a terminar bien la noche. Ahora si lo que quieres es más bien un lugar con espacio suficiente para que quepan todos los de la oficina, Coco es la mejor opción, pues cuenta con habitaciones acondicionadas hasta para 35 personas donde seguro que se armarán unas buenas fiestotas.

Una de las ventajas de este sitio es que además de la venta de alimentos y bebidas, como el whisky, existe una mayor diversidad y lo mismo te puede ofrecer un buen tequila o una cerveza bien fría para refrescarte. Si te decides por comprar una botella completa debes saber que tienes derecho a disfrutar de lo mejor de las botanas y permanecer el tiempo que quieras cante y cante. Nada más te avisamos que vayas sacando el diccionario porque también aquí el repertorio en español es escaso.

TIP: Si planeas asistir en fin de semana lo mejor será que vayas haciendo tu reservación porque son los días que más clientes los visitan.

Dónde: Londres 77. Segundo Piso, Zona Rosa.
¿Desde cuánto? 200 la hora.

W2 KARAOKE
Un asiático universal


Una de las principales desventajas de asistir a este tipo de establecimientos siempre será el idioma. Y es que aunque nos llame mucho la atención toda la cultura coreana, en realidad serán pocas las personas que pueden presumir de hablar con fluidez el coreano y ni hablar de cantar, pues la cosa es un poco más difícil. El resultado es que muchos clientes prefieren no asistir a estos sitios por miedo a quedarse sentados toda la noche como ostra en el sillón. Precisamente pensando en ello, Laura Colín acaba de relanzar el W2, un establecimiento donde se mantiene la exclusividad que debe tener todo karaoke coreano, con cuatro salas independientes que cuentan con todos los aditamentos necesarios como micrófonos y panderos, pero dando una mayor oportunidad al público mexicano de disfrutar de estos espacios, pues cuentan con un repertorio musical donde lo mismo encontrarás lo último del k-pop que las rancheras más recientes.

En realidad el W2 rescata el concepto tradicional del karaoke oriental pero busca relanzarlo con mayor apertura de modo que cualquier persona se sienta cómoda en el lugar. El chiste que estés a gusto y para ello una de las ventajas del lugar es que en la compra de una botella puedes difrutar del tiempo que desees del espacio y el equipo de canto, además de disfrutar una buena variedad de botana y refrescos. Ideal para tu próximo cumpleaños.

 

TIP: El W2 se ha hecho muy popular sobre todo entre los jóvenes ávidos de empaparse de la cultura coreana. Si te late la idea ve reservando porque tienen lista de espera.

Dónde: Liverpool 183, segundo piso, Zona Rosa.
¿Desde cuánto? Depende el consumo.