» Cybermillennials «

Clavados con las redes

9 de cada 10 jóvenes están en redes sociales. Ellos nacieron entre 1980 y 2000. Son los cybermillennials, los que usan internet desde la infancia, están en contacto con personas de todo el mundo, se han convertido en generadores de contenido y, algunos de ellos, son líderes de opinión desde la comodidad de su cuarto. Si no eres de esta camada, son a los que les preguntas tus dudas sobre computadoras. Si lo eres, seguro lees esto desde tu tablet
CYBERESTRELLAS. Si no usas mucho las redes sociales, puedes pensar que Pedro, Renata y Ricardo son como cualquier otro joven, pero no (FOTO: Especial )
Por Sofía Sánchez Morales y Fernanda Hernández Orozco/ Clínica de Periodismo, Fotos Yadín Xolalpa, Lucía Godínez y Luis Cortés
| domingo, 15 de junio de 2014 | 00:10

Renata tiene 15 años. Cada mañana al abrir los ojos lo primero que hace es revisar su smartphone. Checa Facebook, Twitter, Vine, Snapchat, WhatsApp, Telegram y su correo electrónico. Se mete a bañar, pone música en el celular y canta a todo volumen. En el desayuno su mamá hace algo gracioso y Reno... pues la graba para subir el video a su cuenta de Vine, donde rápidamente recibe cientos de likes y comentarios.

En la tarde acude a Galerías Cuernavaca, su plaza comercial favorita. Desde ahí filma a sus amigos y los lanza al firmamento digital a través de Instagram. Los "Me gusta" no se hacen esperar. Por la noche acude a  una fiesta de los rockstar de Vine, la red social donde hay que subir videos de máximo seis segundos. Desde ahí tuiteará, feisbuqueará, vaineará, instagrameará y guatsapeará, como lo ha hecho a lo largo de todo el día.

¿Y mañana? Todo será igual.

Renata es una cybermillennial.

Hace un año, el 9 de mayo exactamente, la revista Time utilizó en su portada un término que poco a poco se ha ido popularizando: los millennials. Los nacidos a partir de los 80, decía la prestigiosa publicación, estaban forjando una generación narcisista muy vinculada al mundo de internet.

Pero las cosas han cambiado desde entonces. El "Estudio de consumo de medios entre internautas mexicanos", realizado por el Interactive Advertising Bureau (IAB), organización internacional que estudia el comportamiento del marketing digital, dio a conocer a principios de este año que 59 millones de mexicanos están conectados a internet. El dato resulta revelador porque apenas en 2010, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 35 millones de compatriotas tenían acceso a la red.

Y no sólo eso. La investigación de mercado del IAB reveló que el 72 por ciento de los jóvenes mexicanos están conectados a la web, lo que permite trazar el perfil de una nueva especie, los cybermillennials.

Las crías de la camada de entre 14 y 34 años se caracteriza por estar conectados casi todo el tiempo —salvo cuando duermen—, ya sea desde una tablet, un teléfono celular, una consola de videojuegos, una televisión inteligente y hasta relojes interactivos. Además, Facebook, la red social con más seguidores en el mundo ha convertido a los usuarios en potenciales estrellas de sus círculos de amigos, con veladas competencias por el número de likes en cada foto, video o comentario.

Los cybermillennials no sólo utilizan internet en  cada aspecto de su vida, sino que se han convertido en generadores de contenido, algunos hasta en  líderes de opinión. Redes sociales como YouTube, Vine y Twitter permiten que una persona que hace un video o escribe 140 caracteres tenga influencia sobre cientos o miles de seguidores, y en ocasiones hasta millones.
Pedro Romero (@ElPsicoanalista), de 31 años, tiene casi 200 mil fans en Twitter. Ricardo O’Farrill (@richiesgenial), de 23 años, cuenta con más de 256 mil en Vine, red social que surgió hace 16 meses y ya registra 40 millones de usuarios.

Renata Rojas (@RenoRojas), de 15 años, es una de las viners más populares con casi 200 mil seguidores. Ellos son sólo algunas estrellas en el firmamento digital del país.

NO PERO SÍ. En su perfil de Twitter, con casi 30 mil seguidores, @renorojas advierte: "No me sigas, no quiero que me culpes después por enamorarte".

¿CUÁNTOS TE SIGUEN?

Si no usas mucho las redes sociales podrías pensar que Pedro, Ricardo y Renata son como cualquier joven mexicano. En realidad, con miles de seguidores, hasta les piden autógrafos los fans que los encuentran en plazas comerciales o caminando por los barrios donde viven los profesionistas liberales del DF, como la Condesa, la Roma, la Escandón o la Narvarte.

Pedro Romero se llama Doctor León en Twitter. Su personaje surgió de una cuenta para llevar la social media de un grupo de psicoanalistas del cual formaba parte. Por la cantidad de bromas que le realizaba la gente, decidió crear una cuenta alterna, la del ahora famoso @ElPsicoanalista. En una ocasión le escribieron: "Soñé que tenía sexo con mi tía". Y poco a poco la cuenta fue pasando de institucional a satírica. Al cabo de tres años, cuando la red social experimentó un gran boom en México, el perfil empezó a ganar adeptos hasta llegar a los 178 mil seguidores  al cierre de esta edición. "Doctor León es un mequetrefe, le vale madres todo, es alcohólico, a veces llega a ser  misógino, a veces juega con el doble sentido, está deprimido, se droga; muchas cosas obviamente son parte del personaje y van como en esa abstracción o en ese sentido figurado que a veces son metáforas, porque no precisamente es lo que le pase a Pedro, aprovecho para poner un montón de fantasías", nos cuenta en su oficina de la Condesa.

Ricardo, también conocido como @richiesgenial, es popular en Vine, aplicación para el Smartphone o el iPad para hacer videos de corta duración. Los que Ricardo realiza son piezas sencillas de comedia. Sus cortos más populares son los que incluyen a su madre en una serie llamada "Bullying a mamá", donde, por ejemplo, le reclama traumas infantiles o también le lanza almohadas a la cara o le avienta al perro.

Renata, @RenoRojas, también es muy exitosa en Vine, donde se la pasa haciendo caras y burlándose de sí misma. Dice que es un hobby, que la mayor parte del tiempo está conectada, excepto cuando duerme, y aprovecha para grabar cualquier idea que le pase por la mente. Lo que en verdad quiere es ser actriz y seguir haciendo reír al público. No le gustan los comentarios de la gente que la ofende, pero no los toma en serio, prefiere concentrarse en los que le dicen "Reno, te amamos".

Ninguno de los tres piensa en sus redes como trabajo, sino como diversión. Pero este hobby les consigue invitaciones a fiestas exclusivas, alianzas con otros influencers —si tienes más de 150 mil seguidores en alguna de tus redes... ¡Felicidades! Eres uno de ellos— y contratos con empresas como la revista Chilango, los chicles Bubbaloo o las pastillas Halls. Algunos de éstos se aprovechan y otros no, pero ya están generando dinero, aunque se niegan a revelar cantidades. ¿Cómo? Las marcas, al aliarse con las estrellas de las redes sociales, logran llevar sus mensajes publicitarios a miles o millones de internautas. Para ganar seguidores hay que generar contenidos, y para lograr que sean fieles hay que "ser original, y no hacerlo por ganar fama", nos explica Renata.

CÉLEBRE ENTRE FAMOSOS. A sus 31 años, Pedro Romero alias @ElPsicoanalista, ya forma parte del firmamento digital. Le sigen en la red del pajarito ¡cerca de 200 mil personas!

EN REDES, 9 DE CADA 10

El 90 por ciento de los usuarios de Internet en México usa al menos una red social, aunque la mayoría están inscritos a tres cuentas. El "Estudio 2013 de hábitos y percepciones de los mexicanos sobre Internet y diversas tecnologías asociadas" del World Internet Project (WIP), un conglomerado internacional de diversas universidades que se encarga de investigar los fenómenos relacionados con las nuevas tecnologías en 20 países, señala que el 93 por ciento de la camada cybermillennial utiliza alguna red  por lo menos una vez al mes, el 47 por ciento a diario y un porcentaje también alto, casi una cuarta parte de estos chicos, revisa sus perfiles más de una vez por día.

Hi5 y Myspace, las pioneras, aún tienen algunos adeptos, no obstante haber sido eclipsadas por el líder de las redes sociales: Facebook. La séptima parte de la población mundial está hundida en sus redes y en México tiene 49 millones de usuarios. En un lejano segundo lugar está Twitter.

Renata pertenece al 40 por ciento de los usuarios que comenzó a utilizar Internet gracias a las redes sociales. A pesar de que Facebook avisa que no debe ser utilizada por menores de 13 años, ella inició su experiencia en el cyberespacio al abrir una cuenta con tan sólo 8 años, al igual que muchos otros niños, quienes falsean su edad con tal de vivir la experiencia feisbuquera.

@ElPsicoanalista, por su parte, jamás se dejó seducir por las sirenas de Mark Zuckerberg. Si bien admite la importancia y el valor que Facebook ocupa en el mundo de las redes sociales, también dice que jamás se ha enganchado con ella. El juicio de Ricardo O'Farril es más radical: "Facebook es para nacos". De cualquier forma sí lo utiliza para promocionar sus eventos. Casi nadie que tenga vida virtual escapa de Facebook.
 
Cuando la penetración del internet en un país ha superado el 50 por ciento, el comercio electrónico comienza a crecer a ritmos exponenciales. Según la información del WIP, en México esta meta se alcanzó apenas el año pasado, y sí, cada vez más personas deciden comprar por la red.

Más de la mitad de los usuarios realizan algún tipo de transacción por medio de internet, de acuerdo con el estudio de consumo de medios entre internautas mexicanos del IAB. La compra de ropa, las transacciones bancarias y el pago de servicios públicos son las operaciones más frecuentes.

No muy lejana está la adquisición de aplicaciones móviles, donde los jóvenes ya son reyes.

Cada día las compras en línea cobran más fuerza y  parecen una opción más confiable. El 68 por ciento  de los mexicanos piensa realizar alguna transacción por internet en el corto plazo. Además de ropa, libros y equipos de electrónica están en la mira.

El 18 por ciento de usuarios que han realizado alguna compra por internet ha adquirido música y 20 por ciento piensan descargar música a futuro.

Con el crecimiento del e-commerce también aumentará la inversión publicitaria en internet. Según estimaciones de eMarketer ésta crecerá a un ritmo más rápido que los internautas. En 2017 se espera que la pauta publicitaria alcanzará los mil 500 millones de dólares, tres veces más que los 500 millones que se invertían en 2012.

Los anunciantes comienzan a ver internet cada vez con mejores ojos porque ahí pueden encontrar a sus consumidores potenciales. Por ello no es de sorprender que hoy invierten casi la misma cantidad de dinero para anunciarse en radio que en internet. En México será difícil que la TV abierta pierda pronto su hegemonía, con el 53 por ciento del pastel publicitario.

Hay que dejar muy claro un punto en el cual Gabriel Richaud, experto en marketing digital y director de IAB México, insiste: "Internet no es un medio, internet es una plataforma donde todos los medios convergen y evolucionan". Tanto la televisión, como la radio y los medios impresos están aprendiendo de internet algo nuevo y van cambiando a su ritmo.

Richaud nos cuenta que los anunciantes aún están acostumbrados a hacer publicidad de una manera más tradicional y convencional. Aún no piensan arriesgar su inversión en una plataforma que no les garantice llegar a su público meta.

La publicidad en línea se divide principalmente en tres tipos: los displays o  publicidad gráfica que aparece en internet y se lleva 69 por ciento; los anuncios en buscadores como Google o Yahoo, con un 30 por ciento, y los anuncios clasificados con el 11.

Uno de los displays más solicitados son los videos que se reproducen antes de algún contenido en YouTube. Vevo es el mejor ejemplo. Se trata de una empresa que fundaron las principales disqueras trasnacionales para utilizar YouTube para compartir sus contenidos; los espacios publicitarios son vendidos por ellas y le pagan a la plataforma de videos.

El contenido de los videos de Vevo es considerado como premium, por ser producido por profesionales. El pago por publicidad se reparte entre la plataforma y los dueños del contenido. En el caso de las disqueras, existen dos dueños de los derechos de una canción. Uno es el productor, en este caso la disquera, y el otro es el editor, quien es el dueño de la letra.

Sin embargo, los anuncios en esta plataforma se pueden saltar y los que aparecen en social media, por muy personalizados que sean, también son ignorados. Por ello, es fundamental que los anunciantes comprendan que para triunfar hace falta ofrecer contenido de valor para el usuario. La publicidad mexicana aún tiene un camino que recorrer en este ámbito.

Pedro Romero está consciente de este reto desde hace algunos años. No sólo es tuitstar, sino especialista en la producción de publicidad exclusiva para internet. Como director de su propia agencia de marketing digital supo que debía conectar con la gente de una manera distinta a la que lo haría la publicidad análoga. Ha orquestado campañas completas sin utilizar ningún medio de comunicación tradicional. Pero los social media y otras plataformas digitales le han servido para lanzar servicios y llevar la promoción de películas y series, por ejemplo la cinta Obediencia perfecta.

UN VINER CON PEGUE. Veintitrés años y más de 250 mil seguidores en Vine, ese mundo virtual que registra ya 40 millones de usuarios. Se trata de @richiesgenial y se llama Ricardo O’Farril, todo un cybermillenial.

BYE, BYE TV

Prender la televisión, buscar un programa agradable o interesante, encontrarlo, esperar a que empiece, saltarse los comerciales o simplemente tener que verlos. Los cybermillennials no tienen tiempo para eso. Pedro dice que sólo prende la televisión para ver el noticiero, Ricardo la usa para ver los partidos de futbol de la Champions League y Renata no ha tocado un control remoto desde que Netflix y otros sistemas de entretenimiento por internet llegaron a sus dispositivos.

A pesar de que en México el 95 por ciento de los hogares cuentan con al menos un televisor, el movimiento general es hacia entretenerse en internet. De hecho, 28 por ciento de ocasiones en las que el usuario mexicano entra a Internet lo hace para buscar entretenimiento. De los 2.5 millones de usuarios de Netflix (descarga continua) tiene en Latinoamérica, 56 por ciento corresponde a México. Si bien el número puede parecer pequeño, es un mercado creciente, los expertos calculan que se llegue a 16 millones de usuarios de algún servicio de video sobre demanda en 2018.

La TV está migrando a internet para llegar a este grupo de usuarios que quieren ver la programación que decidan, a la hora que ellos elijan y sin comerciales. Por ello, compañías como Cablevisión y Sky se han unido al crear el sistema de streaming VEO; el canal estadounidense HBO ha lanzado el sistema HBO GO para que los usuarios puedan acceder a Game of Thrones a cualquier hora del día y a la vez hacerle competencia a las descargas ilegales, que acaparan la mayor parte de la audiencia de esta serie.

EN 2013. La prestigiosa publicación estadounidense "Time", dedicó su portada a los "millenials", una generación posterior ya nació: los "cybermillenials".

¿COMPRAR UN DISCO?

Renata nunca paga por música. Spotify, la plataforma para escuchar canciones vía streaming que llegó a México en abril de 2013, es una de sus aplicaciones favoritas. Reno es parte de los 24 millones de usuarios de la plataforma, pero no de los 10 millones que pagan por una cuenta premium. Ella ya no vivirá una labor casi artesanal como llenar un cassette con sus canciones favoritas. Ahora basta con arrastrar unas de las piezas a una lista de reproducción y el trabajo está hecho.

Pedro aún compró discos de manera física, pero pronto dejó la costumbre. Por ejemplo estaban las fiestas con sus amigos de la prepa ambientadas por ICQ. Era maravilloso teclear en el buscador de esta página el título de una canción y que esta se reprodujera sin la necesidad de poner un disco.

iTunes Store trajo un gran cambio: comprar una canción y no el disco entero. Adquirir un disco digital no sólo es más cómodo, también más barato que el disco físico. El catálogo para elegir es inmenso, 26 millones de canciones. En México, la tienda de Apple ya no es la única opción para descargar música de manera legal, existen al menos otras 28 tiendas digitales.

En este momento la venta mundial de música a través de soportes digitales representa ya 39 por ciento de las ganancias que casas productoras reciben al año, según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI por sus siglas en inglés). Las descargas constituyen la mayoría de estas ganancias. Spotify, YouTube y otras plataformas de streaming también le dan a las disqueras jugosas ganancias y son los formatos de mayor crecimiento en mercados emergentes.

EL DINERO SE MUDA A LA WEB. Gabriel Richaud, director de IAB México, asegura que la inversión publicitaria en internet se triplicará, al pasar de 500 millones de dólares a mil 500 millones de dólares en 2017

INTERNET, CREO EN TI

Cuando Pedro era niño y tenía que hacer tarea, buscaba una enciclopedia en su casa o en la biblioteca. Para cuando entró a la secundaria utilizaba Encarta, la enciclopedia virtual que ayudó a miles de niños noventeros a terminar sus investigaciones escolares con un sólo clic. Disponible desde 1993, y 1997 en español, revolucionó el modo de investigar, pero fue rápidamente superada con el uso cada vez más común de la World Wide Web.

A Pedro le tocó hacer tareas con la ayuda de sitios como El Rincón del Vago. "Eran para hacer trampa en la tarea, antes de que Wikipedia fuera el referente", dice. A Ricardo y Renata ya les tocó Wikipedia como la fuente básica, en inglés o español, para la realización de tareas. El éxito de la "enciclopedia libre" es tal que la semana pasada el director para México de este foro de consulta informó que nuestro país es el campeón hispanohablante en informarse vía Wikipedia.

La web es también la fuente principal para enterarse de acontecimientos noticiosos. La Asociación Mexicana de Internet (Amipci) señala que el 59.7 por ciento de los usuarios acuden a ella para informarse. De acuerdo con el estudio del IAB México, el 46  por ciento de sus usuarios consideran internet el medio de comunicación más confiable, por encima de la TV, con un 23 por ciento, y la radio y los periódicos con 14 por ciento cada uno. Más del 50 por ciento le consideran el más accesible.

* FUENTE: “Estudio de consumo de medios entre internautas mexicanos”, realizado por el Interactive Advertising Bureau (IAB). Enero 2014

EL "YO" COMO MARCA

Con el uso de las redes sociales todos nos hemos convertido en nuestros propios agentes de imagen. Todo lo publicado en cualquiera de ellas indica al mundo virtual quiénes somos y qué queremos dar a conocer. Por ello, chicas como Renata compran baterías externas para que sus teléfonos estén encendidos todo el día. Chicos como Ricardo aprovechan su fama virtual para publicitar  shows como comediantes de stand up. Hombres como Pedro se han convertido en social managers y toda su vida gira en torno al internet. Trabajar, entretenerse, informarse y ¿relajarse?

Esta generación está llena de jóvenes conectados a  las ventajas del mundo virtual para crear nuevas realidades. Según la Amipci, en México, 8 de cada 10 niños hijos de internautas navegan en la red, y muchos son crías de la última camada que vivió en un mundo sin internet durante la infancia. ¿Qué pasará con los niños nacidos después del 2000?

 

FERNANDA HERNÁNDEZ Y SOFÍA SÁNCHEZ son jóvenes reporteras recien egresadas de la UNAM que a principios de 2014 se integraron a este semanario; talentosas e inquietas, son fieles representantes de la Generación "Cybermillennial". En twitter: @Srta_hdez y @SofiaodiaalosV