» Portafolio «

CAMINITO DE LA ESCUELA

Caminito a la escuela. Para llegar se deben recorrer siete horas de camino (FOTO: Yadin Xolalpa )
TEXTO Y FOTOS Yadin Xolalpa
| domingo, 28 de junio de 2015 | 00:10

Para llegar se deben recorrer siete horas de camino, primero en  carretera, partiendo de Tuxtla Gutiérrez hasta el centro de Simojovel y de ahí empezar la travesía por un camino sinuoso y empedrado al que sólo ciertos vehículos pueden acceder.

Luego emprender una caminata hasta la cima de una pequeña montaña. Y ahí está. Es una de las más retiradas e inaccesibles del país. Allí, en medio de la frondosa selva y de neblina que lo cubre todo en algunas épocas del año, se encuentran no más de 12 viviendas, casi todas de madera y lámina, habitadas por hombres, mujeres y niños que viven del campo y reciben escasos apoyos. En el centro de este lugar cobijado por la montaña se yergue firme el humilde salón de clases de la comunidad. A veces, algunos maestros del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), llegan para dar clases. No es un hecho permanente. Su presencia siempre emociona a los niños que corren a desempolvar sus libros y cuadernos y se dirigen a la improvisada clase donde escuchan atentos las palabras de sus profesores con pocos libros y materiales para enseñar...

Estos pequeños forman parte de los más de 4.3 millones de niños y jóvenes que en el país quedan al margen del Sistema Educativo Nacional, de acuerdo con el Panorama Educativo de México, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE). Muchos de ellos se encuentran en las zonas de extrema pobreza del país, casi siempre zonas indígenas y rurales donde sólo existen salones improvisados y con pocos recursos que apenas aspiran a garantizarles su derecho a la educación.

Con sus libros bajo el brazo...

No es cosa de todos los días. Pero cuando sucede, cuando hay clases, algo cambia en San José Dolores, Municipio de Huitiupán, Chiapas.

Los profesores que llegan hasta el pequeño poblado a impartir clases, se convierten en personajes fascinantes para los niños que lo habitan.